La invitación a un acto social y religioso tan importante como lo es la primera comunión; resume todo el afecto, gratitud y significancia que tiene la persona que la recibe para el infante que participa en el Sacramento de la Eucaristía y su familia; por lo tanto, esta comunicación debe ser formal y personalizada, siendo el medio ideal una tarjeta de invitación para una primera comunión.

El diseño, su discurso y el modo de entrega son aspectos esenciales que no se deben desestimar. No solo hacen referencia al evento, también a quiénes son sus anfitriones.  Así que esta ficha contentiva de información debe precisar los datos más resaltantes de esta actividad; como el nombre del pequeño o pequeña que recibe el cuerpo y sangre de Cristo, el lugar, el día, la hora pautada para el acto y festejo, más un número de contacto o email por medio del cual se pueda recibir la confirmación de asistencia.

Una vez precisado los datos, queda a gusto de cada padre anfitrión en consenso con su hijo la inclusión de alguna cita bíblica o frase de lazo espiritual que desee compartir con el resto de allegados. Nosotros en Chicdress te sugerimos una bonita idea y es la oportunidad de que tu hijo disfrute expresando en la tarjeta sus propios pensamientos. Consideramos que le dará un toque de originalidad, además es una manera de involucrarlo en los preparativos.

Tarjetas de invitación para una primera comunión de ChicDress
El formato

En cuanto a su formato, es libre a la imaginación; puede ser cuadrado, rectangular, en forma de díptico o tríptico, también como un desplegable. Puede cumplir doble funcionalidad, pues invita y a su vez es un marca libros. Más allá de lo convencional, la forma de la invitación para una primera comunión es a criterio de quien lo organiza.

El diseño

En cuanto a su diseño, predominan los colores pasteles, como la gama de azules, rosados, amarillos, también el marfil, blanco, beige; pero  hay quienes optan por darle un toque distinto e incorporan un magenta, un anaranjado, azul oscuro así como estampados; al igual que diversos materiales en su elaboración como  goma eva y tela.

La decoración

La decoración también es un detalle abierto a la imaginación siempre que se  adecue a la temática principal; se usan ángeles, peces, cáliz, uvas, imágenes cristianas, inclusive la foto del niño o niña. El único aspecto a considerar es no olvidar esa atmósfera espiritual que caracteriza la cita.

La entrega

Una vez lista la invitación para una primera comunión, otro aspecto de interés es cómo entregarla y en qué momento. Lo mejor es hacerlo con un tiempo prudente de anticipación; así los invitados podrán confirmar su asistencia y ustedes tener previsto cuántas personas irán.

Este lapso no debe ser muy extenso porque podemos provocar que el invitado se olvide del evento. Recomendamos hacerlo con un máximo de 3 a 4 semanas.

Invitación para Primera Comunión, con un separa paginas

Sabemos que la entrega personalizada es la ideal, porque te permite interactuar con el invitado y afianzar con palabras su deseo porque asista. Esta manera es mucho más cálida, aunque sabemos que conlleva una logística de traslado y tiempo. En caso de no poder hacerlo de este modo, Confirma el recibimiento con una llamada telefónica que promueva el encuentro.

Como ves, la tarjeta de invitación es un elemento clave para garantizar el éxito de la actividad; es la primera impresión del evento y un adelanto de sus niveles de calidad.

En esta fecha donde deben prevalecer los valores de lo moral, ético y espiritual. Es importante que este comunicado refleje el amor, compromiso, respeto y unión que ustedes sienten por aquellos a quienes la dirijan.